movil en mano

¿Quieres desengancharte del móvil?

9 formas de desengancharse del smartphone

  1. Sé consciente de  cuándo usarlo: Es importante ser consciente y selectivo sobre cuándo es apropiado utilizar el teléfono móvil. Antes de abrirlo, es útil hacerse preguntas como: ¿Por qué lo estoy abriendo? ¿Es para cuestiones laborales, para comunicarme con un ser querido o para revisar redes sociales? ¿Puede esperar lo que tenía planeado hacer? Estas preguntas nos ayudan a discernir la prioridad y la importancia de nuestras acciones al usar el móvil. A menos que sea algo urgente, la mayoría de las acciones pueden esperar. Es beneficioso replantear nuestra percepción del teléfono móvil y ver el dejar de usarlo como una oportunidad para ganar en otros aspectos de nuestra vida, como pasar tiempo de calidad con la familia, leer un libro interesante, hacer ejercicio o simplemente vivir el momento.

  2. Desactiva las notificaciones: Una forma efectiva de reducir la dependencia del teléfono móvil es desactivar las notificaciones, especialmente las de las redes sociales como Facebook o Instagram. Si las notificaciones están activadas, es recomendable filtrarlas y priorizar las de personas importantes en lugar de spam o avisos innecesarios. Sin embargo, es importante destacar que desactivar las notificaciones puede resultar difícil si sufrimos del síndrome FOMO (Fear Of Missing Out, por sus siglas en inglés), que es el miedo a perderse las novedades en las redes sociales.

  3. Mantén el móvil lejos: Una manera simple pero efectiva de evitar la tentación de usar constantemente el teléfono móvil es mantenerlo alejado de nosotros. A veces, solo su presencia nos lleva a mirarlo compulsivamente, distrayéndonos de actividades importantes como trabajar o estudiar. Consultar constantemente el teléfono móvil mientras realizamos otras tareas puede afectar nuestra atención, memoria y rendimiento. No solo es recomendable mantener el móvil lejos mientras estudiamos o trabajamos, sino también durante actividades cotidianas como comer, para poder disfrutar plenamente de nuestra vida diaria.

  4. No uses el móvil antes de dormir: Las pantallas de los móviles y las tabletas tienen un impacto negativo en la calidad del sueño. Por lo tanto, es totalmente desaconsejable utilizar estos dispositivos en las dos horas previas a acostarnos. A pesar de esto, muchas personas incumplen esta recomendación y consultan sus móviles justo antes de irse a dormir e incluso durante la noche. Para evitar esta situación, se pueden tomar dos medidas: cargar el móvil en otra habitación, como el comedor o la cocina, o apagarlo por completo. Ambas opciones nos harán pensar dos veces antes de revisar las notificaciones de WhatsApp o Instagram, ya que requerirán un esfuerzo adicional.

  1. Organiza la pantalla principal: Es común caer en la tentación de abrir aplicaciones como WhatsApp y luego perder mucho tiempo en otras como Instagram o YouTube. Para evitarlo, una buena estrategia es reorganizar la pantalla principal del teléfono. En lugar de tener esas aplicaciones adictivas en primer plano, colócalas en una carpeta especial o en una pantalla secundaria. En la pantalla principal, prioriza las aplicaciones del sistema, como el reloj, la calculadora o el bloc de notas, que no consumen tanto tiempo y son menos adictivas.

  2. Elimina aplicaciones innecesarias: Nuestros teléfonos móviles vienen con muchas aplicaciones preinstaladas, y a menudo también agregamos otras que nunca usamos. Además de ocupar espacio en el dispositivo, estas aplicaciones pueden convertirse en tentaciones innecesarias. Es recomendable eliminar las aplicaciones que no utilizamos o que podemos consultar en otros dispositivos, como un ordenador. Mantener solo las aplicaciones que realmente necesitamos nos ayudará a reducir la dependencia del teléfono móvil.

  3. Recupera objetos físicos: Antes de la era de los smartphones, solíamos usar objetos físicos para diversas funciones. Por ejemplo, teníamos relojes de mesa con campanas para despertarnos por la mañana, equipos de música para escuchar música y teléfonos fijos para realizar y recibir llamadas. Revivir el uso de estos objetos físicos puede ser una forma efectiva de limitar el uso del móvil. Si tienes un reloj de mesa antiguo, utilízalo como despertador en lugar de depender del móvil. Si aún tienes un equipo de música, disfruta de la música en su formato físico en lugar de recurrir a servicios de transmisión en el teléfono móvil.

  4. Vuelve a usar el teléfono fijo: Antes de los smartphones, los teléfonos móviles más básicos solo se usaban para hacer y recibir llamadas, y los teléfonos fijos eran la forma principal de comunicación. Si te preocupa perder llamadas importantes al alejarte de tu smartphone, considera proporcionar tu número de teléfono fijo a tus contactos cercanos y pídeles que te llamen en caso de urgencia. De esta manera, podrás alejarte del móvil sin preocupaciones y utilizar el teléfono fijo como una alternativa más controlada.

  5. Monitoriza el tiempo de uso: Nuestros smartphones pueden ser herramientas útiles para ayudarnos a reducir su propio uso excesivo. Existen muchas aplicaciones disponibles que te permiten conocer y controlar el tiempo que dedicas al dispositivo. Algunas aplicaciones como Moment y Quality Time te brindan información sobre tu tiempo de uso, mientras que otras como Instagram tienen funciones de recordatorio para ayudarte a mantener límites de tiempo. Además, aplicaciones como Flipd o Freedom pueden bloquear temporalmente el acceso a ciertas aplicaciones durante períodos de descanso o concentración.

Recuerda que desengancharse del smartphone puede llevar tiempo y esfuerzo, pero con determinación y la implementación de estrategias adecuadas, puedes lograr un uso más equilibrado y saludable de la tecnología.

Compartir

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Relacionados

El Viaje de los Self Tapes

EL VIAJE DE LOS SELF TAPES Cuando hago un self tape, me siento como la directora de mi propia película. No necesito un gran equipo,

× Es URGENTE ?