EL VIAJE DE LOS SELF TAPES

Cuando hago un self tape, me siento como la directora de mi propia película.

No necesito un gran equipo, solo mi teléfono, un espacio bien iluminado y un buen «briefing».

Suelo hacer varias tomas hasta que sienta que he capturado mi mejor versión, aunque como consejo debo decir que después de las primeras 3 o 4 tomas , mejor no seguir repitiendo porque acaba quedando impostado.

Me encanta experimentar y jugar con el personaje, y muchas veces el briefing que te dán es bastante genérico lo que te permite arriesgar y proponer opciones creativas.

Es muy importante elegir el mejor ángulo, ajustar la iluminación y asegurarse de que el sonido sea perfecto. Puedes hacerlo en un ambiente donde te sientas completamente cómoda y segura.

Cada self tape es una oportunidad para conectar con el proyecto de mis sueños. Es como jugar a un numero de la lotería, y me emociona pensar que un casting bien hecho puede abrirme puertas y acercarme a mi próximo gran papel en publicidad. Es como si cada grabación fuera un paso más hacia ese objetivo.

Disfruto mucho el proceso y aprendo algo nuevo cada vez.

¡Estoy lista para el siguiente self tape y, quién sabe, tal vez la próxima vez me elijan para el papel !

 

VISITA TODOS MIS LINKS EN INTERNET 

 

× Es URGENTE ?